Los italianos irrumpen en Honda

No es ninguna novedad, a estas alturas del campeonato, que las Honda, este año, están haciendo méritos para llevarse el gato al agua, o dicho de otra forma, para acabar ganando el campeonato de Moto GP 2011. Y esto es así, tanto en el equipo oficial Repsol Honda Team, como en los satélites, San Carlo Honda Gresini, LCR Honda, …

Podemos preguntarnos entonces, ¿cuál es el secreto de la Honda RC212V que la hace tan diferente a la de la temporada pasada? Pues, y aunque pueda parecer un sin sentido, el secreto es que no hay secreto.

Y así es, la moto no lleva ninguna pieza que la haga volar en las rectas de meta, ni un cambio de marchas instantáneo y robotizado, ni un doble embrague ultra progresivo…, como se había especulado en las primeras carreras del presente campeonato, cuando la marca había copado cuatro de las cinco pole.

El único secreto aparente es el trabajo bien hecho. Y, según reza el título de esta entrada, la irrupción de Italia en la marca, más concretamente de técnicos italianos. Y, por supuesto, un presupuesto económico que hace nublar los sentidos.

La gran diferencia entre el año pasado y el presente, en cuanto a trabajo, es un cambio de estrategia en la forma de trabajar y la multiplicidad de ideas que hace posible atacar los problemas desde múltiples frentes a la vez. Y los artífices de este cambio son los técnicos italianos contratados por Honda y procedentes del equipo Yamaha: Andrea Zugna, Cristian Battaglia y Carlo Luzzi.

Los dos primeros habían tenido un papel decisivo al desarrollar la electrónica de la Yamaha M1 ganadora de los últimos tres mundiales. Battaglia es ahora telemétrico de Loris Capirossi. Zugna, telemétrico de Dovizioso, y Luzzi, de Stoner, son los responsables de que Stoner hable de su moto en unos términos impensables hace unos meses.

Los dos ingenieros italianos estuvieron durante todo el invierno en Japón desarrollando el programa con el que han abierto a Honda horizontes insospechados. Dicen de los japoneses que son “muy cuadriculados”, aunque a la vista de los resultados, quizá haya que decir que los italianos son “muy persuasivos y convincentes”.

 

Fuente: El País

 


Deja un comentario

Connect with Facebook