Claudio Castiglioni, adiós a un grande de la moto (I)

Claudio_Castiglioni

En la mañana del pasado miércoles 17 de Agosto, fallecía en Varese (Italia), su localidad natal, Claudio Castiglioni, patrón de MV Agusta y nombre mítico del sector motociclístico italiano y europeo.

Claudio Castiglioni era, básicamente, un hombre de negocios, pero eso no le impedía lo más mínimo, muy al contrario, ser un completo enamorado del motociclismo. Su pasión le llevó a ser uno de los nombres con mayúsculas del deporte de las dos ruedas. Y así, dedicó gran parte de su fortuna a rescatar, e impedir su desaparición, a marcas míticas italianas, Ducati en los años ochenta y MV Agusta en los noventa.

Después de rescatar de la agonía ambas marcas, acabó lanzando al mercado algunos de los modelos más icónicos y míticos de ambas, como fueron la Ducati Monster y la Ducati 916 o la MV Agusta F4. Y fué precisamente esta última marca, adquirida en 1991 y cuyos mandos cedió a su hijo en 2010, la que comunicó su fallecimiento, ocurrido tras una larga lucha contra el cáncer.

Fue su padre, Giovanni, quien había fundado, en 1978, Cagiva, empresa metalúrgica productora de accesorios y pequeñas piezas de metal, y que terminaría dando nombre a una de las mayores compañías constructoras de motocicletas de los años ochenta.

Años antes de ello, Claudio y su hermano Gianfranco, abducidos por las carreras y la velocidad, empezaron a adquirir motocicletas de todo tipo, hasta desembocar en la compra de una planta de Harley-Davidson en Schiranna, muy cerca de Varese, donde empezaron a diseñar y construir las primeras motos de calle con motores de dos tiempos; de aquella época nació la deportiva Cagiva Mito, tremendamente popular en los años noventa.

Poco después, los hermanos Castiglioni comienzan a comprar motores Ducati, se lanzaron a las plantas motrices de cuatro tiempos y no dudaron en atacar las grandes cilindradas; de aquel empeño nace la Cagiva Elefant, uno de los grandes mitos de la marca. Pero, a mediados de los ochenta, Castiglioni no se conforma con comprar motos ni hacer las suyas propias y comienza a comprar fábricas al borde del colapso.

Continúa…


Deja un comentario

Connect with Facebook