Vyrus 986 M2 (I)

vyrus_986_M2

Hasta la fecha, todos los modelos de moto vistos en el campeonato de Moto2 se han mantenido fieles a la más pura tradición motociclística en lo que respecta a la tecnología empleada pero, por fin, parece que eso puede estar cambiando. La moto que traemos a este artículo rompe esquemas y echa por tierra multitud de prejuicios previos en varios aspectos conceptuales y abre la mencionada categoría a soluciones mucho menos tradicionales.

El nombre de la moto es Vyrus 986 M2 y el de su creador, Ascanio Rodorigo, quien, entre otras cosas, colaboró en la creación y desarrollo de la Bimota Tesi original. Más tarde, tras el cierre de Bimota, creó su propia empresa, Vyrus, y empezó a fabricar sus primeras motos.

vyrus_986_m2_lateral

El primer desarrollo fue la misma Tesi, con motor Ducati de aire, pero bajo el nombre de Vyrus; desde entonces ha ido ampliando el catálogo de modelos, aunque siempre manteniéndose fiel a su filosofía original.

La 986 M2 es su última creación, un modelo de carreras para la categoría de Moto2, la cual, como decíamos en el primer párrafo del artículo, incorpora multitud de novedades, innovaciones técnicas nunca vistas en una moto de carreras y que, sin lugar a dudas, harán que no pase inadvertida en el paddock: suspensión delantera alternativa, huyendo de la horquilla telescópica; amortiguadores, delantero y trasero, montados horizontalmente al estilo de los Fórmula 1, radiadores en la quilla, chasis “Omega” que utiliza el motor como elemento estructural para soportar parte de los esfuerzos y una estructura monocasco, en carbono, que conforma el depósito y el propio asiento.

Antes de entrar a desmenuzar los detalles técnicos de esta magnífica máquina, decir que la misma podrá adquirirse en varias versiones o acabados en función del equipamiento: una versión básica de calle, con un motor y parte ciclo de nivel medio, cuyo precio ronda los 36.000 euros; un nivel algo más completo, con componente más especiales, aunque sin control de tracción por unos 55.ooo euros y, por último, la versión Factory que incluye soporte técnico, suspensiones, frenos, ruedas y otros componentes de alta gama y que tendrá un coste de 70.000 euros.

Fuente: La Moto

 


Deja un comentario

Connect with Facebook