Shinichi Ito victima del tsunami, corrio en Motegi en la categoria de MotoGP

Shinichi Itoh

Shinichi Itoh se quedó sin nada el pasado 11 de marzo. Fue una de las miles de víctimas del tsunami japonés, aunque quizás de las más famosas y también de las más golpeadas. 7 miembros de su familia fallecieron. Su madre, hospitalizada por entonces, no aguantó la tensión y murió pocos días después. Su negocio y su casa, quedaron arrasados. Ito, con 44 años y un lustroso pasado en el motociclismo, se quedó sin nada.

Shinichi, piloto oficial de Honda entre 1993 y 1996, sacó fuerzas de flaqueza para subirse a la Honda el pasado domingo en Motegi. Lo hizo por invitación de su ‘casa’, en honor a los servicios prestados durante toda una vida de probador, desarrollador de las más variadas piezas y componentes de nueva generación.

En ello estaba en Alemania 1993 cuando alzanzó su mayor hazaña deportiva, convertirse en el primer piloto capaz de superar la barrera de las 200 millas por hora (321, 8 km/h) durante un gran premio Alemania 1993.

Ito compartió equipo con Doohan y Crivillé, y aunque nunca ganó un gran premio en categoría reina, su trabajo de ‘tester’ fue valiosísimo para la marca del ala dorada y se llevó 6 podios, 1 pole y 1 vuelta rápida en casi 70 participaciones.

De hecho, ha seguido haciéndo este trabajo de forma intermitente hasta este mismo año, además de compaginarlo con probador de Bridgestone. Y cuando este año el tsunami arrasó a todo y a todos, se puso de pie, como muchos. Además en su caso, con ganas de echar una mano a todos.

“Tras el desastre del Este, aunque Motegi ha sido capaz de recuperarse y organizar una carrera, la prefectura de Miyagi donde yo vivo tiene a mucha gente aún sin poder volver a trabajar. Muchos aún viven en casas temporales sin saber si van a volver a tener una vida normal. Sé que lo que yo puedo hacer por las víctimas es muy limitado, pero como víctima, daré lo máximo por ellos”, señaló antes de la carrera.

Entre esas medidas, volver a correr, casi una cuestión de imagen, y recaudar fondos para su zona. Ito no disputaba un gran premio desde hace 4 años, pero está en forma como lo demuestra su cuarta victoria en las 8 Horas de Suzuka lograda a finales de julio.

En Motegi, con la Honda 800 se cayó el viernes durante los entrenamientos libres. Y se hizo daño, más por las canas que peina que por la violencia del impacto. Al final de los entrenamientos, los jefazos de la compañía le fueron a ver al box, algo completamente inusual. “Agradezco a Suzuki san, presidente de HRC y Nakamoto san, vicepresidente, que me hayan dicho lo que me han dicho, ha sido una gran ayuda para mi”, dijo emocionado.

Al final en la carrera, Shinichi logró terminar y además puntuando. El puesto ni lo comentó, porque el 13º, número de mal fario en Japón (no aparece ni en los ascensores). Y no fue doblado, un éxito para su causa: “Espero que las víctimas del terremoto y tsunami en el Este de Japón se hayan sentido honoradas. Mi único objetivo era acabar la carrera y lo he conseguido. He tenido algunas molestias físicas después de la caída del viernes y lo he pasado mal en la primera mitad de carrera. Pero me he recordado varias veces a mí mismo por qué estaba aquí y no podía rendirme. Al final de carrera he mejorado mis tiempos y estoy contento por ello”.

Sea como sea, HRC emitió un comunicado agradeciendo a Ito su participación y felicitándole por su actuación, asegurándole trabajo al menos una temporada más: “La experiencia le ha servido como entrenamiento previo a su vuelta al trabajo con la 1000cc. con la que los pilotos de fábrica de HRC correrán en 2012”.

Ito cree que no va a correr de nuevo otro gran premio, pero se ve compitiendo aún: “Puedo hacerlo en otra categoría, como en el GT300 del Campeonato Japonés de coches. Y me gustaría hacerlo con Honda” Trabajo para recuperarse al menos, no le va a faltar.


Deja un comentario

Connect with Facebook