Técnica española en el campeonato Moto2 (II) – AJR

AJR_01

Siguiendo con el análisis de las motos españolas que tomaron parte en el pasado campeonato de Moto2, en esta ocasión le toca el turno a la AJR, una de las motos más populares del CEV y una de las más usadas de entre todas las fabricadas en nuestro país. El éxito de la empresa catalana ha radicado en la combinación de un precio más bajo que el de sus rivales y un funcionamiento de la parte ciclo de muy fácil comprensión.

A diferencia de la gran mayoría de sus competidoras, incorpora un chasis multibular de acero, a base de tubos redondos que, en la parte trasera, acaba en una placa soldada que acoge el soporte del basculante y que también soporta el anclaje superior del amortiguador. Dicho chasis tienes sus inconvenientes pero también sus ventajas, entre las que destaca la facilidad para conducir los tubos de entrada de aire, desde el frontal, por los laterales de la pipa de dirección.

AJR_02

El basculante, en aleación de magnesio, está fabricado mediante fundición en una pieza con forma de banana. El subchasis, en fibra de carbono, es autoportante y el depósito de gasolina se prolonga hacia la parte trasera por debajo del asiento (la fotografía de arriba se corresponde a un prototipo anterior en el que el subchasis estaba formado por una estructura de tubos cuadrados).

En el apartado suspensiones, delante incorpora una horquilla invertida Showa, con el interior trabajado por MHS, y en la parte posterior monta un monoamortiguador Bitubo. El kit de frenos delantero se encomienda a la firma Galfer, con pinzas monobloque y discos lobulados. En el tren trasero se emplean pinzas Brembo, al igual que en las bombas de ambos trenes. En cuanto a la electrónica, AIM es la encargada de suministrar el display del cuadro así como de la toma de datos de la moto.

Una máquina a vigilar de cerca en la próxima temporada, habida cuenta del buen hacer que mostró en el pasado año.


Deja un comentario

Connect with Facebook