El futuro de MotoGP (III)

MotoGP 2011_01

El escenario en el que piensa Dorna, las motos oficiales deberían estar presentes en la parrilla de salida y, ese, parece ser el objetivo de las negociaciones que están llevando a cabo con las marcas, aunque, por otra parte, Dorna parece totalmente dispuesta a tener una parrilla llena de motos, independientemente de que las marcas oficiales hagan acto de presencia.

Las nuevas máquinas de MotoGP, de 1000 cc, serán mucho más rápidas que las de la temporada pasada, de 800 cc, pero la nueva reglamentación técnica las hará ligeramente más lentas para intentar reducir costes. Para llegar a ese objetivo, se han planteado dos medidas de contención: limitar el combustible a 21 litros así como el número de motores por temporada.

MotoGP 2011_02

El límite de combustible impide que los motores suban mucho de vueltas, de modo que, para acabar cada carrera las motos tendrán que ir algo más despacio. Para lidiar con este “inconveniente” se han desarrollado eficientes sistemas de inyección y de electrónica que permiten, por un lado que el motor siga siendo potente, y por otro, que sea utilizable y al mismo tiempo de consumo ajustado.

Esto, evidentemente, es un grandísimo logro de los departamentos de I+D de las marcas, aunque, la pregunta que está en el aire es si toda esta tecnología, aplicada a un motor de 800 cc (ahora 1000 cc), de 4 cilindros y 4T, girando a 18.000 rpm es realmente útil y transportable a una moto de calle de las que estamos acostumbrados a ver circulando.

La norma de los seis motores por temporada, evidentemente, también ha sido acertada para reducir costes, porque había marcas que llegaban a usar hasta 30 motores por temporada. Esta adaptación ha supuesto una reducción de costes de alrededor del 25 %, contando en ello que un motor ahora cuesta casi cuatro veces más de lo que costaba antes.

Continúa…

 


Deja un comentario

Connect with Facebook