Ciao Super Sic

Hoy es 23 de Octubre de 2012. Hace tan solo un año atrás en un día como hoy se fue uno de los grandes.  No por su gran mata de pelo, no, sino por su perseverancia y sus ganas de conseguir lo imposible, aunque a veces usara malos métodos para ello. Marco Simonchelli era la locura y el nervio en estado puro, las ganas de llegar al cielo y tocarlo con las manos.

La pasada temporada iba sexto en el mundial y ya se había subido al podio. Incluso, había conseguido firmar su renovación con el equipo Gresini para la presente temporada. Un contrato que nunca pudo cumplir porque en la curva 11 del Circuito de Sepang perdió el control de su moto e interrumpió la trazada tanto de Colin Edwards como de Valentino Rossi, pasandole estos incluso por encima. Y ahí fue el final de su historia. Una vida que comenzó y acabó sobre la pista de un circuito de motocilismo. Unos rizos que siempre estarán presentes en el corazón de los aficionados, de sus compañeros, de su familia y por supuesto, de su novia Kate.

Querido Simonchelli, allá donde estés, estamos seguros que seguiras disfrutando del rugido de una moto, porque tanta pasión por algo no puede destruirse con la muerte.


Deja un comentario

Connect with Facebook