Stefan Bradl intervenido en Dexeus

Hay quien celebra su cumpleaños con una tarta, una fiesta o un viaje. Stefan Bradl es mucho más original y decidió pasar su 23 cumpleaños ingresado en un hospital. Y es que el piloto alemán se ha operado del síndrome compartimental que tantos pilotos padecen, con el objetivo de estar al 100% de cara a la próxima temporada. El alemán eligió la Clinica Dexeus de Barcelona para pasar por “chapa y pintura”. Ahora le espera una recuperación de unas tres semanas aproximadamente, y su objetivo es estar listo para el test de Sepang del próximo año.

En declaraciones del propio piloto, quien fue dado de alta el mismo dia de la operación, decía estar en perfecto estado:  “Los fuertes dolores en el antebrazo comenzaron a condicionar mi rendimiento a partir del Gran Premio de Japón, por lo que decidí ponerme en manos del Doctor Mir. Tras un chequeo inicial hace dos semanas, junto con el equipo decidimos que lo mejor era que me operara lo antes posible. Todo ha ido bien y el doctor me ha comentado que el antebrazo estaba mejor de lo esperado, por lo que estoy muy contento por haber tomado esta decisión. Ha sido extraño celebrar mi cumpleaños en el hospital, pero algunos técnicos del equipo han venido a visitarme, y tanto ellos como el personal del hospital han hecho que, pese a la operación, la jornada de ayer fuera muy agradable.“.


Deja un comentario

Connect with Facebook