Marc Márquez y Valentino Rossi: duelo de titanes

Marc Márquez y Valentino Rossi

Después de lo visto el pasado fin de semana sore el circuito de Catar era imposible que no le dedicáramos un rincón de nuestro blog a estos dos grandes del motociclimo: Marc Márquez, el niño que se ha hecho mayor y Valentino Rossi, “el retorno del doctor”. Todos los aficionados esperaban ansiosos el primer gran premio, expectantes de que ocurriría con estos dos pilotos. Por un lado, se vigilaba de cerca a Valentino quien desde que se fue a Ducati no conseguía encontrar su sitio en la pista y mucho menos habia conseguido ganar una carrera. Ya eran muchos los que apostaban a que la edad había hecho mella en el piloto y ya no era el mismo. Por otro lado, casi todos los ojos observaban de cerca a Marc Márquez, el niño prodigio, aquel que había demostrado que salir último no significaba llevarse una victoria, el chico de los adelantamientos imposibles, pero claro todos sabíamos que Moto GP era otra historia.

Sin embargo, tras ver la carrera del pasado domingo, hay que reconocer que ninguno de los dos decepcionó. Después de varias temporadas vimos por fin de nuevo al Valentino que recordádamos, El Doctor que se cuela en cada una de las curvas y adelanta donde menos de lo esperas. Y eso no fue lo mejor. Lo mejor fue ver al novato Marc Márquez marcarse un duelo con uno de sus ídolos, al que cinco años atrás cuando empezaba su recorido en 125cc, le pedía un autógrafo y se echaba una foto con él, como cualquier niño con su ídolo. Al final la segunda posición fue para Rossi y Marc tuvo que conformarse con un tercero, consiguiendo su primer podio en la primera carrera que disputa en la categoría reina, quedando por delante de su compañero de equipo Dani Pedrosa. El duelo fue impresionante, y fue lo que le puso emoción a la carrera, con adelantamientos tan arriesgados que puso el corazón a mil a más de uno.

Marc Márquez y Valentino Rossi

Días despues, en una entrevista realizada por RTVE, Marc Márquez se mostraba contento por su tercer puesto aunque el hubiese preferido la victoria: “El inicio soñado siempre es la victoria, no hemos empezado mal, hemos empezado muy, muy bueno, mejor de lo que esperaba,  cuando haga un quinto o sexto, que sería lo más normal, la gente lo verá extraño porque hay mucha expectativa”. En cuanto a la pregunta de si se esperaba el duelo con Valentino, reconoce que no se lo hubiese imaginado años atrás: “Yo no me lo hubiera imaginado y creo que vosotros tampoco. Cuando nos conocimos en 2007 y 2008, ya en el Mundial, tenía 15 añitos y no levantaba medio palmo del suelo. Pero poco a poco he ido creciendo, un poquito más rápido de lo esperado”.

Sea como fuere, esperamos más duelos como este en las próximas carreras. La victoria siempre es importante, pero los aficionados ¡queremos emociones fuertes frente al televisor!


Deja un comentario

Connect with Facebook