Movistar, cerca de volver al Mundial de Moto GP

Sete Gibernau 2005

Parece que estamos cerca de volver a ver el color azul de Movistar en las monturas del Mundial de MotoGP. Y es que varios medios italianos y españoles apuntan a que Movistar y Yamaha estarían cerca de firmar un acuerdo para que la empresa de telefonía móvil española sea el patrocinador oficial para la próxima temporada de las YZR-M1 de Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Se especula, además, que ya podríamos empezar a ver el logo con la famosa M de color verde en los carenados de la M1 oficial en los próximos test de Sepang (Malasia) que arrancarán el próximo 4 de febrero ya que, para ese mismo día, el fabricante de Iwata ha convocado a los medios a una rueda de prensa importante, sin haber trascendido el motivo de la misma. Según parece, Movistar pretende llevar a cabo una estrategia para relanzar su imagen internacional y, para ello, habría sopesado la posibilidad de volver al Mundial de Motociclismo del que se retiró en 2005, eligiendo una escudería con potencial para luchar por el título.

Se trata, sin duda, de una noticia alentadora tanto para Yamaha, Rossi y Lorenzo, como para el Mundial de Motociclismo, puesto que supone una fuerte inyección económica para los primeros y reforzar las finanzas del segundo, así como para los aficionados en general. Además, todos recordamos el modo en el que Movistar abandonó la competición en 2005, por lo que muchos la apoyarán y querrán que se produzca el “ajuste de cuentas”. Y es que ver a Lorenzo pintado de azul venciendo a Pedrosa con el naranja Repsol haría las delicias de muchos y haría culminar la venganza. Sin embargo, no dejaría de ser paradójico ver a un Rossi ya en el declive de su carrera compitiendo con los colores de Movistar frente a un Márquez emergente con una Repsol Honda, situación contraria a la producida durante el gran enfrentamiento al que asistimos entre Rossi y Sete Gibernau.

Movistar ha disfrutado de un enorme prestigio en el mundial de motos, llegando a tener muchos de los mejores pilotos en cada categoría, e incluso promoviendo la Movistar Activa Cup, que fue un enorme caldo de cultivo para futuras promesas (Movistar hizo una labor impagable por el motociclismo español) y por la que pasaron grandes pilotos como Dani Pedrosa, Casey Stoner, Joan Lascorz, Julián Simón, David Salom, Joan Olivé o Jordi Torres. A pesar de todo a Movistar se le recuerda, sobretodo, por haber sido el gran trampolín de Dani Pedrosa. Grandes pilotos vistieron el azul y la gran M, sin olvidar al propio Dani Pedrosa, que fue campeón del mundo de 125cc en 2003 y bicampeón de 250cc los dos años siguientes en su Honda. También Kenny Roberts Jr. fue campeón de 500 cc. bajo el paraguas de la multinacional española con su Suzuki y recordemos también al gran Sete Gibernau con su Honda, también en 500cc y en MotoGP, a Fonsi Nieto, Toni Elías y el malogrado Daijiro Kato.

Pero, como hemos dicho, Pedrosa era el piloto franquicia aun a pesar de tener otros pilotos en la máxima categoría. Llegó incluso a ser la misma imagen de Movistar. Todo parecía indicar que, en 2005, éste daría el salto a MotoGP con Movistar y se completaría el sueño de la telefónica; hacerle campeón del mundo de MotoGP  habiéndolo llevado desde sus inicios. Pero ésta sufrió un grave revés cuando Pedrosa decidió abandonarla para irse con el equipo Repsol Honda, quien le ofrecía la mejor moto de la competición. Esto fue un durísimo golpe para la empresa telefónica, quien además lo tomó como una gravísima ofensa. Por ello, decidió abandonar el patrocinio del Mundial de Motociclismo. En aquel año se dio, además, la circunstancia de que se restringió el acceso al patrocinio a las tabacaleras y, puesto que éstas tenían una importante presencia, fue un año duro en materia de patrocinadores.

Tras su decisión de dejar de lado las motos, muchas han sido las escuderías que han llamado a la multinacional para que ésta sea su patrocinador. Es más, muchos han sido los rumores de que Yamaha ha contactado en numerosas ocasiones con Movistar, sin haber tenido éxito, hasta ahora. Pero Movistar no es el único patrocinador que va a poner su sello en las Yamahas para 2014. Todo parece indicar que Eurasian Bank estaría cerca de cerrar un acuerdo con la compañía nipona, así como una compañía de coches pondría su marca en el casco de Jorge Lorenzo.

 

 

 


Deja un comentario

Connect with Facebook